sábado, 18 de julio de 2009

Taller de Ceramica en frío




Algunos tips antes de trabajar…ojala les ayuden…



El modelado de este material nos alivia de tensiones y es una buena manera de despertar al artista dormido que tenemos dentro.

Las posibilidades de trabajo que ofrece la porcelana en frío son ilimitadas y dependen, exclusivamente, de la capacidad creativa e imaginación del artista.

Por su excelente consistencia pueden realizarse todo tipo de «souvenir», hojas, flores, muñecos, pequeñas esculturas, etc. Además la porcelana en frío es ideal para utilizar en restauración de marcos, cuadros, porcelanas, cerámicas, muebles, etc.

Para trabajar o modelar cerámica en frío, utilizaremos nuestras manos, aceite emulsionado o aceite humectante y algunas herramientas como estecas, ruleteros, acocadores, tijeras, marcadores de nervaduras, moldes, pinceles, un trozo de nylon o celofán, un pequeño uslero o palito redondo de madera, etc.

Algunas cosas que tener en cuenta al trabajar cerámica o porcelana en frío:

La cerámica o porcelana en frío, es una masa dócil, limpia y de una suave textura.

Las piezas terminadas tiene un acabado similar a las de porcelana horneada.

Es ideal para realizar todo tipo de figuras y flores.

Su color original es el blanco, gracias a que sus componentes principales son la fécula de maíz (maicena) y cola fría.

La masa no es comestible, pero no es toxico.

La porcelana en frío no necesita cocción, se seca al aire y el tiempo que toma en secarse depende del tamaño de la figura y del tiempo. Reduce un 15% en promedio, porque se EVAPORA el agua que contiene la masa.

se puede teñir con: acrílicos, óleos, temperas, esmaltes, pinturas vegetales.etc. La diferencia está en el color que se pretende obtener, así si queremos colores vivos teñiremos con óleos, por el contrario si deseamos tonos más suaves serán los acrílicos los ideales.

El rostro humano queda bien con tempera color naranja fluo. He visto la diferencia con un acrílico que dice color piel, pero quedan como rosados tipo chanchito, pero es cuestión de gustos ojo es poca la cantidad que hay que echar a la masa hasta ver que no quedan vetas.

Otra posibilidad de pintura es a posteriori, es decir, usar las pinturas con pincel una vez seco el trabajo, pero aquí gastarán más en pintura y diluyentes.

Las piezas de porcelana se pegan usando cola fría.

No hay que ser apurón (a) porque hay que esperar a que las piezas se sequen para ir montando peso hacia arriba.

a la masa le pueden dar efecto, por ejemplo, si quieren imitar el manjar, a la masa le tiñen de color manjar y luego le echan agua, no mucha, pero debe quedar latiguda. Si se les seca y queda como piedra, le pueden rallar y tienen la imitación del coco maduro rallado.

Para ahorrar masa se pueden usar esferas de plumavit o telgopor de diferentes tamaños, que se forran con la masa. También se puede tallar la plumavit para las maquetas o cuerpos específicos, pero también debe ser de alta densidad, pues el que todos nosotros conocemos (plumavit del diario mural) se desmigaja por completo. Se modela con cúter o tip top o cortaplumas o cuchillo bien afilado y se lija.

Para obtener grosores parejos se amasa entre dos varillas que le darán la altura que necesitamos a la masa, así si queremos una masa delgada pondremos dos varillas de pocos milímetros de grosor y por el contrario, palitos más gruesos si la queremos para forrar una maqueta, por ejemplo.

le pueden agregar brillos, usar los maquillajes para colorear mejillas, y para proteger el trabajo una mano o más de barniz, dejando secar entre mano y mano.

Para que la masa no se enfríe y sea difícil de trabajar guárdala en bolsas de celofán.

Para que el trabajo se realice mejor, usa superficies de plástico, así podrás amasar bien.

Para que desprendas mejor la masa de la superficie del trabajo, jala de un tirón la masa excedente. Si quedara algún borde, usa el cutter para retirarla.

Con esta masa puedes restaurar muchas cosas como marcos, cuadros, cerámicas, muebles, etc.

Para un buen delineado usa pinceles liners.

Tus piezas puedes pegarlas con cola artesanal ya que fija muy bien y aparte también sirve para darle brillo a los trabajos como un barniz (siempre y cuando estén bien secos). La diferencia entre la cola artesanal y la sintética, es que con ésta no se resquebraja tu masa.

Puedes dar distintas texturas recurriendo a la arena, estecas, cepillos o lo que encuentres a tu alcance.

Algunas personas son alérgicas a las masas que ya vienen teñidas, te recomiendo teñirla tú mismo.

La masa se tiñe de blanco para hacer trabajos que resalten más, y si la quieres aún más blanca, échale unas gotitas de cloro.

El tiempo de secado es aproximadamente de 1 hora como mínimo en piezas delgadas o chicas; de ser más grandes espera un día o dos.

Una masa bien conservada puede durar 6 meses y sino, como máximo 2 meses o menos.

La ruedita sirve para cortar las masas en forma pareja.

Las estecas dan texturas, y el acocador o boleador da profundidad a los detalles.

Con el punzón puedes hacer trazos formando texturas y huequitos para colgar tus proyectos o ponerles argollas por ejemplo.

Hay infinidad de modelos en moldes y cortadores; como también los hay de distintos materiales.

Cuando utilices porcelana fría para modelar flores, déjalas secar boca abajo. Si llegaran a cerrarse, antes de secar, puedes abrirlas, si las suspendes boca abajo, sobre una fuente de vapor, ejemplo: una tetera.

Aplica con la yema de los dedos, sombra para párpados y rubor, si deseas dar a las flores, efectos esfumados.

El tiempo total del fraguado y endurecimiento de la porcelana en frío es variable dependiendo de la cantidad de material utilizado en la obra.

Para la totalización de la masa. Para Marmolados: mezclando el pigmento con el bollo de masa ya preparado obtendremos un marmolado. Podemos también intercalar masas ya preparadas de distintos colores para un marmolado más interesante.
Puedes usar témperas fluor, para lograr colores pastel.

Delinea con marcadores acuarelables. Son fáciles de usar y los errores pueden ser reparados, fácilmente, con una esponja humedecida en agua.

En los moldes tradicionales de relleno, presionamos y retiramos la pieza, dejándola sobre una superficie plana y cortándole el excedente en este momento.

Las piezas deben tener un grosor (espesor) acorde con su tamaño. Mínimo 2 Mm. para piezas chicas. En piezas medianas/grandes 7mm. en adelante.

Para que las flores de porcelana, tengan un aspecto aterciopelado, pincela con óleo diluido y espolvorea con almidón de maíz. Luego, retira el excedente con un pincel.

1 comentario: